AVISO SOBRE ÉSTE BLOG: Aplicar con precaución. Puede hacerte sentir LIBRE, VIVA Y EMOCIONADA.
Siente, Respira, Sueña, Escucha.... y después me cuentas.

lunes, 24 de abril de 2017

con sorpresa final...


La idea que teníamos hoy era subir al Alto de Guarramillas, mas conocido como "La Bola", pero nuestra amiga Julia comunicaba anoche que no salía.... por lo que....
_Julia!! la dejamos pendiente para otro finde.


 Begoña, que total había subido al Chozo Aranguez hace seis días... jajajajaj
Hoy....Repetición!!

Según nos juntábamos con Begoña propusimos subir al Chozo o a la Camorca....
Ganó la subida al Chozo.
Con un buen desayuno y una sonrisa de oreja a oreja.... nos dispusimos a llegar hasta los mismísimos pies de Peñalara.
(Pocas fotos de una subida rápida a la par que intensa, porque nos llevó escasas dos horas desde el carril bici.)


Inconscientes de la sorpresa que la mañana nos aguardaba.... subíamos felices y cantarinas... como si no nos costase ná! (la foto no hace justicia a la pendiente ascendida). De corto, cual día de 24º a la sombra... la tragedia se estaba fraguando allá.... entre las nubes.... jajajjaja









Éste lugar mágico! Como dice Esther...
Que aparece de repente tras atravesar un tupido bosque de pinos...















 las tres mosketeras! 

Nos encontramos con unos senderistas que se disponían a subir el canchal y llegar a pico de Peñalara... Una charleta con ellos... y una foto que nos hicieron. Gracias chicos!!

(Si estáis leyendo ésto.... ¿qué tal os fue? porque nos acordamos de vosotros según comenzó la tormenta y el granizo.)



Sin comer nada y con un trago de agua... decidimos bajar.
Propuse hacerlo por el Chozo del Levita... pero no hubo forma de convencer... creo que las culpables fueron ésos arbustos verdes, robustos y malvados que te arañan todas las perneras!!




Nos comenzaron a caer unas pequeñas gotas de agua, (según Esther era una nube de nada...) las gotas dieron paso a un granizo fino (calibre 0,5 milímetros), es decir, que eran como garbanzos!!!
Gracias a los cascos, porque de lo contrario no lo contamos...

Bajamos lo mas rápido que pudimos, llegando a comprobar dos cosas; una, que habíamos subido mucho! y dos, que en media hora estás abajo del todo! jajajajajaj



Haciendo un gran esfuerzo, paré y disparé ésta foto.
Para recordar, ahora sentadita en casa, con un café calentito, los truenos y el granizo que nos cayó en unos diez minutos, que nos dejó absolutamente empapadas, además del daño que nos hicieron!!

y....nos lo queríamos perder!!! jajajajajaja

Post Data: llevar siempre (pero siempre) un chubasquero en la mochila. Nunca se sabe.


¡¡¡NOS VEMOS!!!